Ajustes de precio de la etiqueta de envío

Al comprar una etiqueta de envío, se produce un ajuste en el precio de la etiqueta de envío y el transportista determina que elegiste una tarifa de envío incorrecta. Después de que hayas enviado tu pedido, USPS, DHL Express o Canada Post verifican el monto correcto del franqueo postal. Si pagas un monto incorrecto para realizar el envío del pedido, ya sea de más o de menos, tu proveedor acreditará o cargará en tu cuenta la diferencia. Incluso en caso de haber un ajuste, se entregará tu paquete.

El ajuste de precios es una práctica estándar de la industria y todos los proveedores de servicios siguen este estándar, por lo que es importante que tus etiquetas de envío sean precisas.

Ejemplo de ajuste del precio de envío de USPS

Razones para ajustar los precios

Si se identifica que tu envío necesita un ajuste de precio, el ajuste aparecerá en la cronología del pedido. El ajuste de precios es automático y recibirás un cargo o crédito en tu cuenta de Shopify, que verás reflejado en tu próxima factura.

Los siguientes ejemplos describen las razones posibles por las que los ajustes de precios se producen:

  • el peso del paquete en la etiqueta no coincide con el peso real del envío
  • las dimensiones del paquete en la etiqueta no coinciden con las dimensiones reales del envío
  • usar una etiqueta de tarifa plana con una caja que no es de tarifa plana, o usar una etiqueta que no es de tarifa plana con una caja de tarifa plana
  • el uso de una clase de correo incorrecta (por ejemplo, si el peso del empaque está por encima del límite máximo para dicha clase de correo)
  • El transportista cobró una tarifa por preparar tu envío o los documentos para un transporte exento de trámite aduanero
  • tarifa de devolución al remitente.

Evitar ajustes

Puedes evitar el pago de más o de menos de tus etiquetas de envío, asegurándote de que tu envío y la configuración del producto sean precisos.

Hay algunas cosas que puedes hacer para que tus etiquetas de envío sean más precisas:

  • Pesa el artículo que estás enviando e introduce el peso en la página de detalles del producto.
  • Mide y pesa tu empaque.
  • Asegúrate de que las zonas de origen del envío y las zonas de destino del envío sean correctas.
  • Revisa las clases de correo de tu transportista para asegurarte de haber clasificado tu envío correctamente.

¿Estas listo(a) para comenzar a vender con Shopify?

Pruébala gratis