Prevención de fraude

Una transacción se considera fraudulenta cuando no ha sido autorizada por el cliente. Una transacción fraudulenta puede resultar en un contracargo, lo que puede ocasionar que pierdas dinero. El sistema integrado de análisis de fraude de Shopify utiliza algoritmos de aprendizaje automático para alertarte sobre pedidos sospechosos. Existen varias formas en las que puedes investigar un pedido sospechoso.

Verifica la dirección IP

La dirección IP desde la que se realizó un pedido es un buen indicador de posible fraude.

  • ¿La dirección IP del cliente está ubicada en un área general diferente de donde afirma que se encuentra?
  • ¿Es la dirección IP de una empresa de alojamiento web?
  • ¿Es la dirección IP una dirección IP de un servicio proxy?

Si respondiste si a cualquiera de estas preguntas, entonces probablemente debes contactar al cliente para verificar la autenticidad del pedido.

Puedes utilizar las siguientes herramientas gratuitas para buscar rápidamente la ubicación geográfica, ISP, y otras informaciones acerca de una dirección IP específica:

Puedes encontrar la dirección IP asociada con el pedido en la sección de análisis de fraude de la página de detalle del pedido.

Llama al número de teléfono indicado en el pedido

Siempre es buena idea llamar al cliente. También puedes utilizar un servicio como 411.com para asegurarte de que el número de teléfono esté ubicado en el mismo código de área que la dirección de facturación. Los clientes fraudulentos por lo general utilizan números de teléfono inválidos. Si alguien atiende el teléfono, entonces hazle algunas preguntas simples acerca de su pedido y evalúa sus respuestas. ¿Conocen las direcciones, número de teléfono, correo electrónico y nombre que utilizaron para hacer el pedido? ¿Tienen problemas para responderte esas simples preguntas?

Busca la dirección de correo electrónico

Puedes buscar la dirección de correo en Google o en otro motor de búsqueda para ver si esa dirección se utilizó en intentos de fraude registrados. Asimismo, también puedes encontrar publicaciones en redes sociales u otro tipo de información que relacione al cliente con la dirección de correo.

Verifica que la dirección de envío y la de facturación concuerden

Es probable que un estafador proporcione una dirección de envío que no coincida con la dirección de facturación. Puedes utilizar Google Maps para ubicar las direcciones en un mapa y ver la distancia que existe entre ambas. Si la distancia entre las dos direcciones es significativa (continentes diferentes, por ejemplo), entonces el pedido probablemente es fraudulento. Sin embargo, ten presente que compradores legítimos que envían un regalo o están comprando en nombre de otra persona, pueden tener direcciones diferentes.

Revisa si varios pedidos utilizan direcciones de facturación diferentes para la misma dirección de envío

¿Tienes varios pedidos con distintas direcciones de facturación, ubicadas en estados diferentes, con nombres diferentes, pero que comparten la misma dirección de envío? Por lo general, esto suele indicar que el pedido es fraudulento. Procede con cuidado y contacta a los clientes utilizando la información que proporcionaron al momento de realizar el pago.

Revisa los pedidos de alto valor

Si recibes un pedido considerablemente más alto de lo habitual, entonces debes verificar la identidad del cliente.

Instala aplicaciones para prevención de fraudes

Puedes instalar diversas aplicaciones para ayudarte a minimizar la posibilidad de procesar pedidos fraudulentos. Hay una gran variedad de aplicaciones disponibles en la app store, cada una con un propósito único.

Puedes utilizar la aplicación Fraud Filter de Shopify para bloquear usuarios que intenten repetir pedidos fraudulentos.

Crea flujos de trabajo

Puedes crear flujos de trabajo utilizando Flow para recibir notificaciones en caso de recibir pedidos sospechosos. Revisa Shopify Flow para mayor información.

¿Estas listo(a) para comenzar a vender con Shopify?

Pruébala gratis